RUTA Mare de Déu del Mont – Besalú

Hay que intentar estar en el cruce del Hostal d’en Vilá entre las 10h i las 11h. En seguida a la derecha, desvío a Cabanelles y Lladó. La carretera con asfalto llega hasta el propio Santuario de la Mare de Déu del Mont. Unos 15km de cuesta que representan unos 30′, con grandes desniveles, en ocasiones, giros de 80º y magníficos paisajes, especialmente hacia la parte final. Si se trata de un día despejado, los prismáticos son de gran ayuda. Vistas al Canigó, a la Bahía de Rosas, el lago de Banyoles y el valle del río Fluviá hasta Olot. En el caso de tomar la decisión de comer en el restaurante del Santuario, es mejor realizar reserva al llegar. Las alternativas están siempre fuera de la montaña : Lladó, Maiá, Besalú,… Al descender de la cima, a 1,5 km, el Monasterio de Sant Llorenç de Sous, que no se puede visitar. Más adelante, como a medio camino, desvío a Falgars. Continuación hasta el cruce con la carretera N-260. Giro a la derecha, dirección Besalú. Paso por el cruce de Maià de Montcal y Santa Madalena, el cual, por carreteras secundarias también se comunica con Segueró-Beuda-Palera. Llegada a Besalú después de pocos kilómetros. Existe una amplia zona de aparcamiento cerca del puente : al llegar al cruce con la carretera C-150, ya en el propio Besalú, girar a la izquierda. Tras unos metros, a la derecha, el puente románico, y a continuación, también a la derecha, el aparcamiento. De esta forma se puede entrar en la población de Besalú igual que en la época medieval. Quien no desee realizar simplemente un agradable paseo, debe tener en cuenta que algunos monumentos pueden estar cerrados. Siempre es mejor informarse en la Oficina de Información y Turismo, situada en la Plaza Mayor. Una visita detallada de la población supone unas 2h.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *